27 abril 2010

La no - palabra

Retomando un poco lo que hablaba Gaby en este post, me gustaría analizar algunas noticias recientes que, desde mi punto de vista, pueden interpretarse como resultado del triunfo del silencio o, mejor dicho, de la no-palabra.
Normalmente uno se comunica con el otro, entre otras cosas, a través de ellas. Sin embargo, muchas veces somos testigos de casos en los cuales las palabras no median y es, en este sentido, en el que son las acciones las que sí lo hacen.
Pero estas acciones, no son acciones comunes. Son acciones que están teñidas de inconsciente. Son acciones que, además, se salen del marco del discurso y dan como resultado un estado irreversible.

Hace pocos días, nos enteramos de la terrible historia entre dos amigas, con un desenlace lamentable.

"Silvia golpeó a su amiga Carola en la cabeza con una maza, golpe por el cual, 9 días después murió. El motivo del golpe fue que Carola tenía en su poder un video sexual de su amiga Silvia, en el que se la veía teniendo sexo con un ex novio de ella. Carola la amenazó con mostrárselo a quien, en días, se convertiría en marido de Silvia".

Contado así, parece que estuviera relatando la trama de una novela, pero no.

En este post, me gustaría hablar de éste caso puntual y analizar a la luz del psicoanálisis, cuáles fueron los mecanismo que fallaron para terminar con semejante desenlace.

¿Qué sucede cuando las palabras no intervienen y son las acciones impulsivas las que aparecen en su lugar? ¿Cuál es el peligro de la ausencia de la metáfora o la fantasía?

El peligro es éste. El pasar por la palabra nos obliga a pensar. A reflexionar antes de accionar. Lo que no pasamos por la fantasía, o por el pensamiento, es decir, por la palabra, es indefectiblemente un accionar inconsciente e impulsivo.

Justamente ese es el peligro de estas acciones, que no son más que ‘Pasajes al Acto’.
El 'Pasaje al acto’ no es un acto, sino un actuar inconsciente, que se produce cuando el sujeto se confronta con lo real, con lo que es como objeto para el Otro. Lo cual produce una angustia incontrolable, que lo lleva a identificarse con el objeto que es para ese otro, dejándose caer.
‘Dejarse caer’, en muchos casos, es el correlato esencial de todo 'Pasaje al acto' .
En él toda simbolización se ha vuelto imposible.
El sujeto se eyecta ofreciéndose al otro, como si ese Otro que es, en verdad, un lugar vacío, -dado que es el lugar de los significantes, es decir, del lenguaje-, se encarnara imaginariamente y pudiera gozar de su muerte.
El ejemplo clásico del ’Pasaje al acto’ es el suicidio. El 'dejarse caer' es literal en estos casos, por ejemplo, en el suicidio de alguien que se tira al vació. Es tan literal como la frase anterior: ‘El sujeto se eyecta ofreciéndose al otro (…) que es, en verdad, un lugar vacío

En contraposición con el Pasaje al acto, tenemos el Acting Out, que es un accionar dirigido a otro. Es decir, un acto, en el sentido de una actuación. Este tiene como espectador a un Otro, a quien no se le puede decir algo, pero al que se le actúa ese algo. Y, además, tiene como finalidad, que ese otro le otorgue sentido y significancia.
El acting Out da a oír a Otro, que se ha hecho sordo*. En busca de una verdad, prima lo que no se puede decir por la simbolización. El que actúa en un Acting Out, no actúa en su nombre. Es un signo de mostración que tiene un destinatario, y es quien el sujeto, inconscientemente, espera que le dé significación.
Y aquí podemos poner como ejemplo miles de casos, dado que todas las semanas aparecen en los diarios noticias en las que un chico le pegó a un maestro, o grupos de adolescentes que se dan cita en un shopping sólo para agarrarse a trompadas, etc.
Pero decía, contrario al Acting Out, el ‘Pasaje al acto’ no tiene un destinatario, y tampoco espera una interpretación. Es más, podría decirse que el Acting Out es un pasaje de ida y vuelta, dado que el sujeto puede irse en el, pero luego volver. Mientras que el ‘Pasaje al acto’ es un sin retorno. Irreversible. Es un significante Forcluído, [a.k.a perdido], de la cadena simbólica.
El sujeto del ‘Pasaje al acto’ es un sujeto ávido de reconocimiento, el Pasaje al acto es en sí, pura demanda de amor de un sujeto que sólo puede vivirse como un desecho a evacuar*. Sin embargo, no espera una interpretación, es un sujeto que ya no espera nada de ese Otro. Por ello, esa entrega al vacío de muchos suicidas, ese 'Dejarse caer'.
Contrariamente a esto, el sujeto del ‘Acting Out’ es un sujeto que se da a descifrar al Otro a quien se dirige. Y es, en este sentido, una demanda de simbolización, de interpretación, si se quiere.

Hoy por hoy, estamos rodeados de gente actuante y de Pasajes al acto: desde una pelea en televisión, hasta la noticia de un asesinato en los noticieros, vemos continuamente como, cada vez más, pareciera quedar de lado la palabra.
Prima la violencia, la emoción violenta, la impulsividad, y escasea la reflexión.


Para terminar quisiera citar a gaby que bien dice: 'Esas son las espantosas consecuencias de achatar a la palabra, de dejarla en el lugar humillante de un simple enunciado y de quitarle aquello que la hace bella, su posibilidad de decir más de lo que dice, su posibilidad de ser, en sí misma, una metáfora'.






Fuentes: aca y acá

14 comentarios:

Gaby dijo...

PRIIIIIIIIIIII

Gaby dijo...

Buenísimo el post, Caro! Sobre todo por su actualidad. La pregunta sería, ¿por qué está pasando esto? Es algo que no termino de entender y obviamente me lo pregunto todo el tiempo, ¿qué ocurre en nuestro país para que las cosas se den de esta manera? ¿Qué es eso que se debe decodificar? ¿Qué están diciendo esos actos de violencia?

Está para quedarse pensando una y otra vez. Apostemos por la palabra todo el tiempo, aunque perdamos :(.

Beso!

PS: me citaste 'ojitos!!!

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

ay gaby, yo creo que fundamentalmente tantos años de manoseos nos dejaron así. Nos dejaron sin familia, sin educacion, sin esperanzas, sin futuro. y ahora, bah, hace rato, se ve cotidianamente. Lo que pasa es que como a ciertos medios les conviene, darnos rosca y cebarnos el cerebro con todas estas noticias, aunque para mí, no son de ahora, es decir no salieron de la nada, ni así, de repente.
En ese sentido, todos somos artífices de esta situacion, de algun modo, al menos por no haber visto durante tanto tiempo como nos estabamos yendo al carajo.
Y como vos decis, apostamos a la palabra, aunque perdamos, porque sabemos que, en el fondo, es lo unico que puede salvarnos.

Oh gaby, si, te cite. :D

Etienne dijo...

Además de todo lo que decís, es también importante la no-reflexión resultante de todo. Es decir, al no pensar ni hablar, dejamos liberado todo a lo impulsivo, que casi nunca es lo que realmente quisieramos hacer, sino que lo animal que tenemos adentro se libera.
Cosas como esta seguro que vienen pasando hace rato, pasa que antes no salían a la luz, no convenía que se supiera y no se usaba como formación de opiniones de masas. Además, estamos tan ávidos de mirar lo que sucede que le damos más cabida de lo que realmente merece.
Creo, y es una muy humilde opinión, que perdimos el rumbo hace rato (no así las buenas intenciones) como pueblo, como sociedad.
Creo también (aunque acá estoy mucho más convencido) que apostar por la palabra es apostar al diálogo, al entendimiento y por lo tanto, nunca va a ser una apuesta perdida.

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

totalmente ettienne, es muy, muy, imperiosamente necesario apostar a la palabra :)

Cecil dijo...

me parece que ha sido muy acertado y muy interesante darle un poco de relieve a este hecho con el que desde hace diez días nos vienen taladrando la cabeza, sin ninguna reflexión al respecto. nadie se paró a decir estas cosas, porque están muy preocupados en hablar de la intimidad de las implicadas y no de reflexionar sobre lo que se ha hecho público.
estamos atravesados diariamente por tanta violencia, que los estallidos parecen inevitables, no?
por suerte, algunos seguimos apostando a las palabras como mediadoras entre nosotros y los otros ¬¬

muy buen post!! [arreglale las tipografías, que me ponés nerviosa :P]

beso!

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

los invito a ver el video, muyyyy grafico para estos dias :D

Cecil dijo...

el corto de esta semana es buenísimooooooo :P

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

cecil, es que de eso se trata. a quién le puede importar analizar el porque de tanta cantidad de actos de violencia, si lo que garpa es justamente eso. fomentar eso. Una verguenza, ni hablar del manoseo mediático cada vez que este tipo de cosas pasan, mientras que la mina se moria en el hospital, no se cansaban de sacar conjeturas pelotudas, acerca del video. La muerte en sí, quedó de fondo, pareciera.

Pero, sí, lo importante es seguir utilizando y fomentando la palabra, como mediadora, y como instrumento para analizar, en todo caso, todas estas situaciones horrorosas.


besos oh cecil, no se que tiene la tipografia, arreglela nomas(?) que para mi, esta normal... :(

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

si cecil, es muy grafico(?)

REM dijo...

No me gusta politizar el tema en cuestion que es un post excelente, pero si desde el estado y a cuenta de nada se da un discuro cargdo de violencia, despues no se puede esperar nada mas. Porque eso da pie a que desde el otro lado sean violentos y nadie tenga la suficiente inteligencia como para parar un poco todo esto.
Hace años que la palabra ocupa un lugar menor en el dicurso de quienes debieran rendir honor a ella: ya bastardearon la educacion y la palabra, despues de eso no queda nada porque es el discurso lo que nos construye como sujetos

Del caso este en paticular prefiero no opinar porque para mi alguien que mata a otro de ese modo es porque lo llevaba adentro y en algun momento iba a explotar, sin necesidad de palabras. cualquier persona cuya estructura sea "me arruinaron el casamiento de blanco pero me paso por la cama a la mitad mas uno" muy sana no está, sino para eso te bancas sola y haces lo que se te canta sin rendirle cuentas a nadie. Disculpen pero que la mina diga como todo justificativo que "no me puedo casar de blanco", esta de hecho hablando de toda su estrucutra psicologica: una pelotuda que piensa que el vestido de blanco y una libreta te convierten en mujer respetable, cuando sabemos que no es asi

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

REM, totalmente de acuerdo, desde todos lados y mas desde los gobiernos y desde la oposicion, lo que se ve es eso. Pasando por la tele y por todooo lo que le sigue, lo que vende es la violencia, no la palabra y la reflexion. Pero esto, viene pasando desde la dictadura o, incluso, desde antes. La mentira, ahora, nos la venden no solo los gobiernos sino, y en un rol, sumamente importante, los medios de comunicacion que como dicen es el 5to poder. Bah el 4to, se me hace que la iglesia, hoy por hoy, es un bebe con pañales.
Y con respecto a la mina esta, ponele la firma que lo lleva adentro, el pasaje al acto es algo muy contenible en una terapia, porque es previsible. es decir, tiene que haber ciertas caracteristicas que lo sostengan.

Besos

REM dijo...

Sweet, besos a vos y tambien acuerdo con lo que vos decis: esto no es de ahora sino de hace años, ahora está mas en el tapete porque los medios tipo Clarinete alzan la bandera de la tolerancia señalando a los otros como violentos sin ser sinceros y reconocer cuanto influyen los medios en el clima de beligerancia que se vide. Obviamente sin quitar en todo esto un apice de responsabilidad al oficialismo

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

Rem, exactamente, me parece que nada de todo esto es nuevo, pero se nos presenta como exacerbado por los medios de comunicacion. Pareciera que lo que pasa afuera no existe, y solo cobra vida atraves de ellos. Y eso es muy peligroso, porque los medio deberian reflejar la realidad y no crear una realidad paralela. Detentan demasiado poder, y no tiene ningun pudor en utilizarlo para crecer como empresas. Hace rato, si es que alguna vez lo fueron, los medios de comunicacion dejaron de brindar un servicio informativo, para convertirse en un formador de opiciones pago, por supuesto.

Un hoggog. digamos. :)