15 noviembre 2009

This is the pencil of Esther Píscore

Este año comencé mi experiencia docente con adolescentes. Los que a diario realizan esta actividad, saben que no es tarea fácil, y aun cuando nos pagaran 1000 pesos la hora, el trabajo no estaría bien remunerado. Una de las primeras cosas que noté en mis pequeños conejitos de Indias, fue el escaso valor que tiene la palabra para ellos: la tiran al aire, la escupen, la vomitan en una carcajada. No se dan cuenta de lo valiosa que es la palabra y de lo mucho que puede llegar a significar. Como la materia lo permitía, decidí presentarles a unos maestros en el amor a la palabra: Les Luthiers.

No voy a detenerme en hacer una historia de este increíble grupo argentino, todos alguna vez hemos escuchado algo de ellos. La intención de este texto es simplemente señalar aquello que es casi obvio: no se puede construir un diálogo sin antes haberlo deconstruido. Esto es: no podemos enseñarles a los chicos a hablar entre ellos, si antes no han podido jugar con las palabras, darlas vuelta, mezclarse entre ellas, compartirlas, negarlas y miles de otras actividades que se pueden hacer con ellas. Decidida a que al menos pudieran llegar a esa instancia, les presenté a estos genios durante varias clases, en video y en audio. Se rieron con la gallinita que dijo eureka, el viejo cantante del siglo XIX que se olvida que le canta a Brigitte Cocot, se quejaron de la visión de los jóvenes de hoy en día del grupo, se divirtieron con las aventuras de don Rodrigo y casi se me mueren de risa con el matapolillas Nopol y el flor de relos, que ellos tradujeron como "eh-guacho-tené-hora".

Una de las últimas escenas que les mostré fue la famosa Esther Píscore. No sabía cómo iban a reaccionar. No todos se habían reído con las escenas de Les Luthiers, precisamente por ese amor a la palabra que tienen, no siempre es entendido por todos, o simplemente, el tipo de humor que manejan no es que les atrae. Para reírse con Esther Píscore hay que saber escuchar, tener paciencia, entregarse a Daniel Rabinovich (maestro de la palabra, sin dudas), quien va y viene por las palabras, las deconstruye una y otra vez hasta dejarlas hechas pedacitos. La secuencia: la musa de la danza es Terpsícore/Esther Píscore/This is the pencil of Esther Píscore es una pieza magistral de la lengua castellana (jajaja, en serio, en serio, es magistral).

La respuesta de los chicos me sorprendió. Se rieron sí, porque si alguien no se ríe con Esther Píscore es porque recientemente se ha hecho un injerto de bótox en la trompa, así que sí, se rieron mucho. Pero sobre todo lo que me sorprendió fue la atención que prestaron. Estaban todos en silencio, inclinados sobre el pupitre, algunos con las manos apoyadas sobre la mesa, algunos con la boca un poquito abierta, riéndose, pero no riéndose del todo para no perderse el próximo chiste. Por un instante, se dejaron llevar por la delicia de no saber qué palabra venía después. A unos chicos absolutamente hartos de palabras sin sentido, Les Luthiers les ofrecieron la posibilidad de que algo no se conociera: les dieron la posibilidad de la falta y donde  hay una falta, hay un deseo.

Un docente debe saber que lo que enseña servirá para el futuro, es difícil de entender, sobre todo cuando uno los ve haciendo tonterías en las clases, escribiendo cosas en las pruebas que no se sostienen ni con la ley de gravedad y que demuestran que no solo no han estudiado sino que ni siquiera saben unir el dedo índice con el pulgar. El jueves pasado estaban haciendo un collage y tiraban todos los restos de papeles al piso mientras se quejaban de la contaminación ambiental. Los reté:

-¡Parecen unos chanchos!

Y uno de los chicos me respondió matándose de risa:

-¡Chancho limpio nunca engorda, profe! Profe, me la bajé al teléfono. La tanda y también la de la zamba.

Un día de estos me voy a comprar todos los DVD y se los voy a pasar en todas las clases. A veces, hay que dejar que los verdaderos maestros hagan su trabajo.

---

Para ver Esther Píscore:



Para ver La tanda:



Para ver la zamba Añoralgias (cantada por Les Luthiers y Alejandro Dolina, ¡no conocía este video!):

35 comentarios:

Marcela Calderón dijo...

Priiiiiiiiiiiiiii......
(Y ahora vuelvo)
Ja.

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

Priiiiiiii

PLiiiiii
Gaby, excelente post! me encantó!

No soy profesora, pero sí fui alumna, y creo que la mejor manera de aprender es aquella que sorprende, que sale de la normal y que te permite como alumno, tener una participacion mas activa, al menos, escuchando con atención.
Me encanta, será por eso que amaba los trabajos practicos tipo investigativos. :D

la felicito, oh, gaby, por ser tan ingeniosa.


besos. Oh, la falta, oh.

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

maldicion marcela buhhhhhhhh

igual el mio tiene el comentario asique vale lalalal

Marcela Calderón dijo...

Jaaaaaaaaaaaa... Sweeet! Te gané!!!!

Ahora sí, en serio:
Gaby: ¿Me creés que se me puso la piel de gallina leyendo esta entrada?
Un "10-felicitado" para Usted, profe. Ojalá haya más profes como vos, y más amantes del lenguaje en todas sus formas, como varios de los que andan por acá.
Un besote.

Julia dijo...

Me encantó el post, todo lo que decís de la palabra, y el método que utilizaste. Genial. Hay que inculcarles a las nuevas generaciones a Les Luthiers, porque son grandes en serio.

Tampoco conocía el último video, pero si conocía la canción, obviamente. Está joven Dolina jaja

A la tanda me la se de memoria, desde chiquita. Y respecto al primero, siempre estallo de la risa y me tiento cuando dice "this es the pencil of Esther Píscore". La primera vez que lo escuché me dolía la panza de la risa. Qué ídolos.

Besos, profe Gaby =D

Bruno dijo...

Ví el título "This is the pencil of Esther Píscore" en la lista de un blog amigo y decidí entrar. Nada que tenga ese título puede ser malo -pensé- y no me equivoqué!

muy buen blog, lo voy a leer todo. Les Luthiers unos genios, es buenísimo que los chicos aprendan esto, cuando iba a sexto grado una profe de música nos hizo cantar "El explicado" y ahí los conocí. Unos genios. Excelente tu trabajo.
te sigo desde ahora.

Menna dijo...

Yo amé Les Luthiers cuando mi profesora de Artística nos mostró una de sus presentaciones en la sala de video.
Nos gustó mucho a casi todos. Otros, como siempre, en la pavada. Pero yo me conformé con que 30/36 se quedaron fascinados.
Mi parte favorita es el juego de palabras: "De ciertos desiertos desiertos". Jaja, me encantó.

Veroka dijo...

Excelente muestra de cómo se puede enseñar saliendo del libro (sin renegar de éste)disfrutando, con humor, e inteligencia.
Aplausos, por favor!

Cecil dijo...

aiiiiiii


quienes usamos cosas de Les luthiers en las clases, sabemos que siempre siempre siempre funciona :)

muy buen post!!!

Laperraseescapó dijo...

Excelente post!!!
La creatividad puesta en acción!!! Hoy es muy difícil ser docente y más de adolescentes, así que increíble tu búsqueda de métodos de enseñanzas.
De Les Luthiers... ¿qué decir? Todo queda chico con éstos maestros.
El bolérolo "Olvídala" es magnífico, jajjaja.
Pero Rabinovich con su "Destetó Teté" jajajjajaja. Mueeeeero!!!
Besos

Bella dijo...

Genial, yo tuve mi primer acercamiento a las palabras con Les Luthiers, ya que en mi más tierna infancia mi papá me ponía un casete (!!) que tenía, y yo me sabía de memoria lo de "chancho limpio nunca engorda", "la gallinita dijo Eureka", "y si el hombre de la bolsa no quiere tomar la sopa?" y muchos más...

Me encantó el post!!!

Soledad dijo...

muy buen post... muy buenos los recursos...
Rescato de Les Luthiers la condición de nexo entre generaciones.
Tengo 30 años más que mi hija más chica y 40 más que algunos sobrinos y, sin embargo, ellos son algo que podemos compartir... que nos hace reír a todos.
unbeso y felicitaciones... por las ganas y la creatividad.
Docentes así están faltando!!

Mllemiracle dijo...

Aaaaah, quiero retroceder en el tiempo y sentarme en mi silla de alumna, que empiece la clase y que la profa me ponga Los Luthiers.
¡Eres la bomba, Gaby! Lo conseguirás, como decimos por aquí, conseguirás que tus alumnos al menos sepan hacer la o con un canuto y más, muucho más.
¿Puedes creer que no consigo recordar cómo descubrí a los Luthiers? Quizás fue mi mamá, que vivió en Argentina más de diez años...

Artus dijo...

Ah, si!!! Cómo quiero a Les Luthiers :)

Cómo q' no conocías añoralgías con Dolina? °~° si mal no recuerdo fue en vivo, cuando el negro estaba en canal 7....

Buena. Muy, pero muy buena la idea de introducirlos al humor de ellos...

Saúdos, profe

Rafa dijo...

!Dioooos, Gaby¡ !¿Profesora de instituto?¡ Ahora sí que siento verdadera pena por ti. No sé cómo está la cosa en Argentina, pero en España más de uno se pega una temporada de baja por alguna paliza propinada por algún alumno. Y hasta no hace mucho estuvo de moda eso de darle una paliza a algún compañero de clase, grabarlo con el móvil y colgarlo en internet. Bueno, supongo que la culpa será del cine norteamericano. Habrá que importar a Los Luthiers esos.

Gaby dijo...

Marce y Caro... uuuuhh, todo un tema legal hay en ese Pri! Mátense entre uds. jajajaja =P!

Gaby dijo...

Caro: no es fácil enseñar, ese es el tema. Claro que cuando el que está aprendiendo tiene una participación activa, los conocimientos se fijan de otra manera que si uno le tira cosas encima y lo que queda, queda. Los trabajos de investigación son lo más!!

Muchas gracias, oh, Licenciada!

Gaby dijo...

Marce: uuh, buenísimo, me gusta provocar reacciones cuando escribo :D. Ojalá hubiera profes así, con un poco más de imaginación, creo yo y claro, que amen la palabra. Pero habría que ver qué pasó con la palabra para que esté taaan poco amada, no?

Beso!

Gaby dijo...

Julia: es así, los chicos DEBEN conocer a Les Luthiers, ya van por lo menos 4 generaciones que nos reímos con ellos. Algunos ya los conocían lo cual es buenísimo. Yo también conocía la tanda y la de la gallinita que mi mamá siempre nos repetía "¿y por qué la gallinita dijo eureka?" cuando preguntábamos algo. Me pasó algo parecido cuando escuché a Esther Píscore, casi me muero, quizá porque nunca había oído hablar de esa escena. Es de antología.

Un beso!

Gaby dijo...

Bruno: estos Les Luthiers son tan genios que hasta nos traen lectores. Bienvenido, paseate por La Covacha que hay lugar para todo el que ame la palabra.

Saludos!

Gaby dijo...

Menna: no puede gustarle a todos, no seria normal, no somos todos iguales. A mí de ese número que nombras me mata: el jeque Mohammed el Grande y su hermano Nomemojes Chico, es increíble XD!!

Gaby dijo...

Vero: y... tuve que salirme del libro porque no hay ninguno XD! Perob bueno, gracias por los elogios. Besote!

Gaby dijo...

Cecil: ¿qué estaremos haciendo con estos niños? Jajajaja! En fin, estas profesoras ridículas XD!

Beso!

Gaby dijo...

Laperraseescapó: comparto lo que decís, es difícil ser docente de adolescentes a los que parece que nada les falta. Pero sabiendo que eso no es cierto, hay que buscar nuevos métodos de que la palabra se haga lugar :). Los Luthiers son unos capos, qué decir de ellos.

Saludos!

Gaby dijo...

Beia: sip, claro, ese cassette fue famosísimo en nuestra infancia y por eso creo que la mayoría de nosotros se lo sabe de memoria. Estos tipos formaron nuestras cabecitas y nuestro humor, bien por ellos!

Gaby dijo...

Soledad: muchas gracias por los elogios! Yo creo que lo que hace falta es que los docentes no estén tan tapados de horas como están. Y por supuesto, más imaginación, no creo que yo tenga nada de especial, sino un poco de imaginación para tratar de intentar que los chicos aprendan de otra manera.

Saludos!

Gaby dijo...

Mariana: uuuuh, claro, tu mamá debe extrañarlos terriblemente, pero lo fantástico es que Les Luthiers han sido grandes embajadores argentinos a donde quiera que fueren y sé que siempre hacen una gira por España.

Ya les voy a dar alguna otra clase en Cuenteando, ya vas a ver :)!

Beso!

Gaby dijo...

Artus: nop, lo descubrí el día que escribí el post. Fue una linda sorpresa ver a todos esos genios juntos :D. Los chicos siempre agradecen los nuevos métodos y los intentos de los docentes, así que siempre trato de innovar =).

Saludos!

Gaby dijo...

Rafa: sip, docente de adolescentes, lo que no es nada fácil, los chicos tienen ese tipo de actitudes que uno no llega a comprender a veces. Igual no sientas pena, no es taaan desagradable enseñar, tiene sus pequeños momentos de satisfacción como este. Los Luthiers ya han sido importados a muchos lados y les ha ido muy bien.

Un saludo!

Mcrow dijo...

Hola Julia

Disfruté mucho tu post. Me encanta Les Luthiers.

Un abrazo grande

Juanimon dijo...

La ultima vez que me hicieron llorar de risa fue hace un par de meses cuando vi "Lutherapia" con este acto:

http://www.youtube.com/watch?v=23wy43HxM3w

y sin dudas, para mi, mas que Esther Piscore, esta es LA muestra de que Rabinovich esta mas alla de todo

http://www.youtube.com/watch?v=4ovdidUmk20

Amo Les Luthiers. Saludo Gaby!

Liz dijo...

Me encanta! Les Luthiers!!!

Martin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Martin dijo...

¡Gran artículo!

Sí, ya sé que empecé el comentario igualito que un spam genérico, y sólo falta que ahora te diga "pasate por el mío"

Pero lo dije en serio che.

De chiquito tuve una sana predilección por los juegos de palabras. De más grandecito escribí un par de lipogramas monovocálicos y otras triquiñuelas de esa estirpe (ver por ejemplo este).

Por supuesto, Les Luthier siempre ha sido el ápice del talento en estos menesteres.

Por eso hace un par de meses me puse un protecto en la mano para el cocodrilo de mi bolsillo no me la morfara y compré un libro de Carlos Nuñez Cortés, uno de los luthiers, que se llama "Los juegos de Mastropiero". Es bastante caro, pero realmente lo vale. (en cualquier caso puedo prestarlo para fotocopiar)

Se trata justamente de un estudio de ludolingüismo aplicado a la obra del conjunto.

"a lo largo de este libro desfilan acrósticos, trabalenguas, contrapiés, palíndromos, retruécanos, anagramas y otros artificios de nuestro idioma, extraídos de los textos y canciones de sus espectáculos"


Pienso que puede ser de mucha utilidad para tus clases.


PD: Lo de "pasate por el mío" también lo dije en serio.

Alí Babá dijo...

Gaby
Alguna vez tuve la inquietud de enseñar el valor de la palabra a los chicos que no saben para qué sirve el lenguaje. Se me ocurrieron varias cosas para intentarlo, pero tu idea las supera a todas, pero por mucho!!! Genial!!!

Clap Clap Clap!!!