23 agosto 2009

El arte. Porque sí.

El arte siempre despierta discusiones, en ese sentido siempre es revolucionario. Un post de Veroka y una reciente experiencia con adolescentes, me dio el puntapié inicial para escribir esto. No soy especialista en arte, quiero decir, no me he preparado académicamente para reflexionar sobre arte, pero el arte está dando vueltas todo el tiempo en mi vida cotidiana. Hablaré, entonces, desde mi lugar de persona que ama el arte sobre todas las cosas.

Quisiera escapar deliberadamente a la pregunta ¿qué es el arte? Voy a dar varios rodeos y creo que elegiré no responderla. Quiero decir, si damos una definición de arte, le pondríamos un armazón a algo que no debería tenerlo.

Sandro Boticelli, El nacimiento de Venus (fragmento).

Creo que nadie tiene problemas con los maestros del Renacimiento, Leonardo, Miguel Ángel, Rafael, ellos parecen tener el visto bueno de la opinión pública. Particularmente mi gran favorito es Boticcelli y sus hermosa y melancólica Venus, pero ya es cuestión de gustos. Tampoco los maestros del Barroco parecen tener problemas en la aceptación, quizá porque son menos conocidos, Rembrandt, Rubens, Caravaggio, son artistas aceptados con relativa facilidad. Salteo el Romanticismo y el Realismo porque pocos lo conocen y pasamos al Impresionismo. Vamos, Degas, Monet, Renoir decoran todas las salas de espera de los consultorios médicos del país. De hecho, si pienso en ir al dentista, se me hace la imagen de un Sisley particularmente naranja que había en la sala de espera de mi dentista. Hasta aquí, creo, sin problemas. Vayamos a lo problemático.

Vincent van Gogh es probablemente el artista cuya obra vale/cuesta más y también uno de los artistas más resistidos. ¿Por qué? ¿Qué sucede con la obra de van Gogh que es tan amada y tan incomprendida? Buena pregunta, no la responderé yo.

Vincent van Gogh, Autorretrato.

Pensemos en otros artistas de este sigo: Picasso suele ser aceptado con facilidad, quizá no les gusta a todos, pero lo es. ¿Kandinsky? Mmmm, empiezan los problemas. ¿Chagall? Aquí hay muchos que comienzan a decir: "esto podría hacerlo yo", "esto podría hacerlo mi hijo de 10 años". Ni hablar de Jackson Pollock y sus famosos "chorreados".

Marc Chagall, La Marieé.

¿La verdad? No es cierto. Esas obras de Kandinsky o Chagall o van Gogh o Pollock no podría hacerlas nadie excepto ellos, porque nadie ha vivido sus vidas, ha sufrido sus pérdidas, porque nadie puede poner el pincel donde ellos quieren que sea puesto. Y ahí, creo, puede empezar a esbozarse una primera aproximación al arte.

Creo que una de las razones por las que mucha gente no tolera a esos artistas, quizá alguien puedea ofrecer otra opinión, es qe estos artistas, a diferencia de los que mencioné antes, se alejan del mundo de las apariencias. El mundo de las apariencias es eso que notamos más parecido al mundo que nos rodea (no uso el término realismo porque en arte, como en literatura, el realismo es un movimiento de mitad del siglo XIX que tiene características propias y que no necesariamente tiene que ver con lo que estoy mencionando). Estos artistas utilizan las pinceladas a su antojo, producen desviaciones, cambian los colores, ofrecen nuevas perspectivas, chorrean pintura tratando de expresar algo, retuercen los trazos hasta el punto de demostrarnos su dolor. En suma: deforman la imagen para provocar una emoción en el que ve la obra. Porque, espero que estén de acuerdo: 1. no existe obra de arte sin alguien que la observe y 2. no existe obra de arte sin emoción. Otros dos posibles caminos a hacia una definición del arte.

Vasily Kandinski, Composición VII.

Para discutir un poco esa noción de que todo arte debe acercarse a las apariencias voy a sacar un as de la manga, uno que oculté deliberadamente al principio. El Renacimiento es un período revolucionario en el arte, ¿por qué? Porque precisamente son ellos los que van a sentar las bases de un arte ligado al mundo de las apariencias. Antes de que piensen que me volví loca, recuerden por un momento qué arte era el corriente en Europa en esos años:

Manuscrito iluminado de la época medieval.

¿Se parece al mundo de las apariencias? No precisamente. Y esto tenía sus razones religiosas, que en esa época también eran políticas. De nuevo entramos en el tema de la intención, de la neutralidad. ¿Fue el arte del Renacimiento un "arte neutral"? De ninguna manera, solo basta que recuerden las horitas de secundario en las que aprendieron sobre ese período para saber que lo central era el hombre en todos los aspectos: la política, la historia y también el arte. La cuestión es que para nosotros, ese arte, el renacentista, el ligado al mundo de las apariencias, se convirtió en la norma de lo bello. Ahí les dejo otra punta para pensar el arte.

¿Cuándo se produce esta consolidación de lo bello? Creo, y si alguien sabe de arte, quizá puede discutírmelo, hablo aquí como historiadora, aunque no del arte, que el academicismo tiene muchísimo que ver con la definición de lo bello. Y no es casual que el academicismo surgiera hacia el siglo XIX y que impusiera sus cánones de lo que era arte y lo que no. Y este movimiento no tiene otro objetivo que convertir la obra de arte en un bien de consumo. Esa noción de arte ligada a lo bello como clásico, aunque le pese a muchos, es completamente burguesa y consumista. Por eso, los impresionistas, tan amables ellos ahora, fueron revolucionarios en su época. Por eso, creo, van Gogh es resistido de tal manera incluso en la actualidad.

¿Qué es el arte? ¿Qué es lo bello? ¿Qué debe expresar una obra de arte? ¿Qué debe transmitir una obra de arte? Me niego a esbozar respuestas a estas preguntas. Disfruto más, en cambio, de formulármelas todos los días.

Nota a los que viven en Buenos Aires (esto es Baires y gran Baires): en el Museo Nacional de Bellas Artes hay varios tesoros que no deben dejar pasar: un Chagall azul, en especial, que está justo frente a un Picasso que le roba toda la atención; la colección impresionante de Goya, en una salita solo para él, esa colección es extraordinaria; varios impresionistas, en especial un Manet grandote que me encanta; hay un van Gogh también, no de los más estremecedores, pero bello en sí mismo. Y porfi, porfi, pasen por el primer piso que están todos los increíbles maestros argentinos. Vayan con tiempo, y varias veces, o volverán a sus hogares con dolor de cabeza, ver arte suele ser una experiencia que implica a la mente y también al cuerpo.

28 comentarios:

Cecil dijo...

:o pri!

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

Pliiiiiiiiii

mira, de arte no entiendo demasiado, pero sí entiendo lo que decís. a mi personalmente, me gusta monet, me gusta mucho. y el que mas me gusta el salvador dalí, me encanta esos cuadros con ilusiones opticas. Me parece que te invita a descubrir sus pinturas. no se a que corriente pertenece, pero me gusta mucho.

Muy buen post mi querida gaby, siga así. :D

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

Dije: me gusta SALVADOR DALI, el 'el' esta de mas.

beshosh

Cecil dijo...

'lo bello', decía mi amigo kant [?], no es una propiedad del objeto sino del sujeto; es la sensación de placer que me causa a mí un objeto determinado que califico como bello y no una propiedad que emana del objeto en sí mismo.

yo he dado historia del arte alguna vez y realmente me irritaba que los espónjidos ameboides miraran los cuadros de pollock, por ejemplo, y dijeran que 'ellos podían hacer algo así'. les odio.

me parece que lo que está bueno de este post es el tipo de acercamiento al arte que plantea.

clap clap :)

Gaby dijo...

Jajajaj, Cecil, este acercamiento es dando rodeos, raro acercamiento no? Muy psicoanalítico diría yo :).

Gaby dijo...

Caro: justo mencionaste a un artista que tiene una magnífica técnica en términos de apariencias (fijate lo exquisitas que son algunas de sus obras, Dalí era un experto dibujante) y que es conjugada con una voluntad expresa de transformación y de deformación de los objetos. Dalí era un capo, le amamos :).

Etienne dijo...

Sabía que me iba a encontrar un post así y sin embargo, encaré igual. Lo digo porque no tengo idea de las corrientes del arte, sus exponentes y sus detractores.
Me pongo del lado de los esponjidos que alguna vez dijeron que lo podían hacer (no porque esté de acuerdo sino porque en un rapto de descontrol he dicho cosas similares).
No puedo decir que me guste tal o cual autor (ni de arte plástico ni de música ni de literatura) sino que puedo decir me gusta tal canción o tal cuadro o tal dibujo, en forma individual, no ligado a la fama del que lo creó.
Besos!!

Artus dijo...

Gaby
El post da para pensar y mucho. creo q' ya lo has escrito, el arte depende en gran medida del receptor. Si lo visto no mueve (o conmueve), la persona no lo percibirá como tal (como arte). Un ejemplo sería Le Corbusier, para mí sus obras arquitectónicas son una espresión de arte, en mobiliarios el estilo Bauhaus es arte. En una de esas al no tener una formación "adecuada", soy ecléctico con el arte. Y tanto disfruto de Van Gogh, como de Klimt. O de Robirosa, como de Mac Entyre.
Gaby, seguiré "masticando" tu escrito.
Saúdos, guapa...

Juanimon dijo...

Para mi nada es bello, nada es arte.
También me planteo estos interrogantes muy seguido. ¿Que es lo que lleva a que un tipo ponga una manzana verde en un inodoro y se lo considere una obra de arte (y valga toneladas de dolares), y la resolucion de un problema complejisimo por un matematico loco no lo sea?
Los mecanismos sociales que validan algo como artistico o no, son complejisimos y se me escapan, y siempre termino en el famoso "the beauty is the eye of the beholder".

Muy bueno el post. Un saludo Gaby!

Veroka dijo...

Creo que el arte tiene que provocar. Lo que sea: ira, dolor, melancolía, alegría...
Mi favoritos son: Miró, Monet, Chagall, Kandinsky, Matisse, Vincent, Xul Solar, y seguramente me queda alguno perdido por ahí.
Vincent me conmueve tremendamente.

Veroka dijo...

Ah! Paul Klee!

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

siiiiiii gaby tal cual, lo usan mucho los psicologis gestalticos, en su terapia de las formas. un capo !!!!!!!!

Artus dijo...

Gaby
Un artista q' me capturó, pues me acercaban a sus ideas los dibujos q' hacía en mi etapa de la secundaria; era Mondrian.
Cuando supe quién era y cómo llegó a ese estilo, sentí vergüenza (por lo mío). Hoy sus pinturas me siguen capturando; me gustan mucho.

Gaby dijo...

Etienne: a ver si entiendo,lo que vos decís es que no te interesan los autores, sino las obras en sí, y las emociones que te provocaron, ¿es así? Es una de las formas más bellas de entender el arte, que ante todo, yo creo, es emoción.

Gracias por pasar! Besos!

Gaby dijo...

Artus x 2: a ver, otras de las formas posibles de definir el arte es como un "acto de comunicación", en donde tiene que existir dos personas y algo que decir. Es un acto de comunicación especial, porque su mensaje tiende a con-mover, es decir, hacer que el receptor sea movido de su lugar, que se produzca un cambio emocional. No sé si existe una formación "adecuada" en arte, a menos que uno quiera ser profesional de eso. A vos por ejemplo, te gustaba Mondrian, a mí también, es un artista muy interesante, incluso en sus cuadros más geométricos. A otros puede no decirle nada, es cuestión de emoción.

Gracias por pasar! Seguí masticando y volvé :).

Gaby dijo...

Juanimon: en un momento te iba a contestar que un problema de matemática no me hace llorar, pero no es cierto, he llorado por varios ;).

Mirá, yo hago ciencia (de las sociales) e intento hacer arte, son dos cosas distintas, completamente. Creo que ambas cosas tratan de acercarse a la verdad, pero las aproximaciones son completamente diferentes. La ciencia requiere de una lógica, el arte puede no tenerla e incluso proclamar el sinsentido como ya se ha hecho. Estoy de acuerdo con eso de que los mecanismos por los cuales una obra es considerada arte son complejísimos, pero hay cierta resonancia del espíritu humano que permanece inalterable, ciertas preguntas que se mantienen. Si leés La Odisea, aún hoy, te provoca mucha con-moción, Shakespeare sigue emocionando, Miguel Ángel asombra, Vincent van Gogh pone la piel de gallina, Beethoven te hace lagrimear con solo escuchar unos acordes. Lo emocional es inaprensible, quizá por eso no podamos decir con eficiencia, qué es el arte.

Saludos!

Gaby dijo...

Vero: guaaaaaaaau, mencionaste toda la vanguardia del siglo XX, qué maravillosos artistas, es imposible permanecer indiferentes ante sus obras. Claro que debe provocar el arte, es una de sus características, pensá en Duchamp con El mingitorio o en Warhol con las latas de sopa y la producción en serie. El arte es provocación, por eso a veces es tan resistido.

Besos y gracias por tu post inspirador!

Julia dijo...

Personalmente me gusta la obra de mi vieja [tiene muchísimos cuadros], también la de mi padrino [que no voy a decir su nombre] y también me gusta Carlos Alonso, sobre todo un original que me pertenece ;)
Como mi vieja es Licenciada en Artes Plásticas, estuve bastante vinculada al arte, pero digamos que primero vi a mi vieja laburar en su taller, haciendo grabados, dibujando y pintando, y conocí sus acrílicos mucho antes de enterarme de Picasso, por ejemplo, y el cubismo, y su época azul o rosa.
En historia del arte soy bastante ignorante, a pesar que he hojeado cuando libro tiene mi vieja, pero nunca me puse a leer, solo a ver. Me conmueve tremendamente Chagall.
Me encanta Dalí, y vi una exposición de él que me pareció fabulosa. Me gusta Klimt, me gusta Picasso. Me gustan muchos pintores y/o pinturas renacentistas.
Pero también he visto mucho arte de gente desconocida, de alumnos de mi vieja, de colegas de mi vieja, y de mi vieja misma, que también me gustan.
El arte no se puede definir. Tampoco está bien o está mal. El arte, para ser arte, necesita de que le llegue a otro, aunque solo sea a uno.
Y las interpretaciones son tan subjetivas. A veces podemos sentirnos identificados como el otro describre lo que el cuadro le provoca. Pero jamás sabremos lo que el pintor quiso mostrar [salvo que lo haya manifestado].
Lo importante es que te guste o que no te guste. Que te llegue o no. Lo demás es anecdótico.

Muy lindo post. Perdón la tardanza.

Julia dijo...

Me olvidé decir que Vincent [ya es como un amigo] me gusta mucho [excepto los girasoles amarillos] y que he conocido a través de tu blog mucho de él.
Y también me quedé colgada con esto de lo "bello". ¿Quién puede definir lo bello? Nadie, es también subjetivo. Se puede hablar de equilibrios de colores, de gustos, pero no se si de belleza.
Mi vieja hizo la licenciatura en Artes Plásticas, pero en otras universidades, la licenciatura es en 'Bellas' Artes. Curioso, ¿no?.

Veroka dijo...

ups no puedo olvidarme de Klimt y de Friedensreich Hundertwasser, y de nuestros pagos Milo Locket.

Gaby dijo...

Julia: guaaaaaaaaaaau! Mirá vos, yo sabía que tu mamá era artista, pero me había olvidado, típico caso ¬¬ de mala alumna. Has tenido uun privilegio en la vida y es estar rodeada de artistas, eso es maravilloso, no sé si lo habrás vivido así. Estoy de acuerdo con todo lo que decís, me encantó!

Besos!

Gaby dijo...

Vero: oooooooooooooh, vos sabés que acabo de ver hace dos horas, ponele, un programa de Canal (a) sobre Milo Locket, ¡me encantó! No lo conocía, tiene un arte muy interesante, muchos colores, y encima trabaja con sintético, no sé como hace para no desmayarse a la media hora =D. Saludos!

Lolita y El Profesor dijo...

Todo acercamiento al arte, creo, debe darse dando rodeos, como cuando se contempla una obra.
Buscando diferentes puntos panorámicos (y esto, me parece, entra en el ámbito de la filosofía y de sus hijas la historia y la psicología. ¿Raro acercamiento? Quizás.
Reflexión: toda filosofía deviene en arte, como todo análisis, ¿era así?
En mi humilde entender, su profesión de historiadora le ha dado las herramientas para historiar al arte de manera magistral (y no es franeleo).
Hasta para saltarse el romanticismo y el realismo, y vincularlos -párrafos después-, con el academicismo y su concepción de bien de consumo.
En síntesis, me digo: en arte, ¿no será cierto aquello de chacun à son goût?
Con todo respeto,

El Profesor

Juan Ignacio dijo...

Creo que "arte por que si" es un título más que acertado... Obviamente que no me voy a poner a intentar descifrar o (peor aún) definir que es lo que es el arte.
(una profesora una vez, siendo alumno secundario, me estiró unos textos filosóficos de Kant y Foucault, que ayudan bastante).
Lo que me llamó la atención es el tema de la aceptación de ciertos autores como Van Gogh, Kandinsky, Pollock. Nunca lo había considerado en Van Gogh. Quizás, con los demás si. Hasta que un día tuve que realizar una reproducción a mano de justamente, la composición VII de Kandinsky y me quise pegar un tiro en cada rótula. Creo que desde ese momento tiene mis respetos...
Igualmente, no voy a ponerme a analizar de qué forma creaban sus pinturas, sino, en el por qué de que estos artístas, no sean tan aceptados. (De forma acotada obviamente, ya que no da para hacer una monografía)

En la edad media, el arte era una forma de expresión anagógica, una expresión divina que se lograba por la fé en Dios. En la edad medía la "onda" era creer en Dios. En el renacimiento, más o menos lo mismo, con la diferencia, de que los medios comunicativos de expresión cambiaron... La percepción y por lo tanto las expresiones artísticas empezaron a basarse en el hombre y a dejar la divinidad de lado.
Con el surgimiento de las sociedades burguesas, el arte, creo yo, pasó a a ser algo consumista y no tan sensible. La onda era aparentar, y ser pintados por artistas de renombre... Contados eran los pintores que llevaban una vida próspera ejerciendo su profesión.
El caso de Van gogh no era este, por desgracia. Y los artistas que no llevaban la escuela clásica encima, no prosperaban del todo en su época... Muchos surgieron y recien en la actualidad se les dió importancia, debido a su arte revolucionario y difirente. Entre ellos los de más dificil aceptación.

Hablar de Warhol y la Bauhaus (como leí por ahi), por ejemplo, sería hablar, ya si, de sociedades de consumo, como la contemporánea. La lata de Cambells, los cuadros de Monroe, etc, no son más que arte para reproducción masiva. El comienzo del arte/diseño.

Es la razón, creo yo, de que no surgen corrientes pictóricas en la actualidad... Sino corrientes del diseño.

Mi humilde desarrollo/opinion.

Gaby dijo...

Profesor: totalmente, el arte es cuestión de gustos. Hay artistas consagrados que no me gustan para nada, hablo de Miguel Ángel por ejemplo. Pero no por eso dejo de desmerecer la grandiosa obra que hizo. El tema es no dejar de lado a esos grandes artistas que han cambiado las cosas, y siguen haciéndolo, solo porque a simple vista lo que hacen nos parece feo o zonzo.

Muchas gracias por pasar y por el elogio!

Gaby dijo...

Juan Ignacio: primero, qué buen aporte el tuyo. Es así, la idea del "arte" como algo que ya viene empaquetado y listo para consumir es típicamente burgués y creo que el surgimiento del arte/diseño, como lo llamás es un fenómeno que se extiende. Es complejo decir qué es arte, sobre todo en lo contemporáneo cuando los límites se han perdido y entonces tenemos las ya famosas "intervenciones urbanas" por ejemplo. ¿Es arte eso? Parece un poco raro, pero creo que solo se puede mirar hacia atrás en materia de arte, lo que fue arte en nuestra época lo dirán otros. Como decía Roberto Arlt: "y que el futuro diga".

¡Saludos y muchas gracias por pasar!

Juan Ignacio dijo...

Gaby, me quedé con este post... pensando y pensando... y mirá lo que encontré... Si esto no es arte no sé qué lo es...

Saludos!

http://www.youtube.com/watch?v=uuGaqLT-gO4

Es largo pero os aseguro q vale la pena...

Julia dijo...

Está muy bueno el video Juan. Gracias =D