02 septiembre 2010

Dos películas (un post un poco bolchevique)

Con una diferencia de tres años, pero con un éxito a nivel mundial y una temática similar, Inglaterra produjo dos películas más que interesantes: Full Monty y Billy Elliot. Como creo que la mayoría ha visto estas dos películas, hoy quería señalarles algo que siempre que las veo pasa por mi cabeza.

Ambas películas tienen como trasfondo la gran crisis económica inglesa de fines de los '70 y principios de los '80 en el sector de la industria metalúrgica y la minería. Ambas películas hablan sobre los sindicatos, los subsidios de desempleo, la búsqueda de un nuevo empleo, de cómo esa situación afecta sobre todo a los  hombres y qué les hace sentir con respecto a "lo masculino". Y ambas películas ofrecen un punto de vista sobre cómo se resiste a esa situación. Hacia ese punto voy.

En Billy Elliot, la salida es claramente individual. Uno de la familia, uno solo, un privilegiado por poder transmitir su dolor a través del arte, puede escapar a la situación. Al padre y al hermano de Billy los espera la traición del sindicato y un ascensor (más bien, descensor) que los lleva de nuevo a la mina y a enterrarse en vida. Uno ha escapado. Solo uno.


En The Full Monty, la posición es claramente otra. Hay un líder que organiza, los alienta, los prepara, es el que sabe, en términos políticos es la vanguardia. En la escena final, esa vanguardia, justo en el momento del Full Monty se asusta y decide no salir. Lo extraordinario de la película es que el grupo lo mira y dice "Ok, no vengas, no importa, nosotros vamos por el Full Monty" y salen, sin el líder, ya organizados a hacer el show de sus vidas (luego Gus se sumará a ellos, pero no importa, ellos salieron solos, gracias al líder y sin él).


Lo que quiero decir es que si bien ambas película son lindas y emocionan cada una a su manera, Full Monty va más de acuerdo a mis ideas: si solo se salva uno, si solo escapa uno y los demás quedan no sirve. O todos o ninguno. O nos organizamos o somos derrotados. Y si la vanguardia se asusta y no está a la altura, no importa, tomaremos el cielo por asalto igual. Y que vengan a echarnos.

10 comentarios:

Etienne dijo...

De las pelis debo reconocer que solamente vi el Full Monty.
Pero lo que más me llamó la atención en el momento en que la vi fue la torpeza y la inocencia del que lidera, problemas para comunicarse con el hijo y más con su ex, más allá de lo del contexto. Incluso, lo de la pareja de gays (que hoy no es tan raro pero en aquellas épocas...) no fue lo suficientemente raro como aquello.
Igualmente, adhiero al concepto de todos o ninguno para esos casos extremos en que solos no somos nadie, para esos momentos en que solamente un par de brazos no es suficiente!

Bella dijo...

Es un análisis interesante. Claro que jamás se me habría ocurrido (normalmente miro las películas por el sólo hecho de mirarlas y distraerme jajaja).


Mi preferida sigue siendo Billy Elliot, pero creo que tiene que ver más con mi afecto por Julie Walters que otra cosa jeje

Muy buen post, amiga :D

Laura dijo...

debo confesar que sólo vi Billy Elliot completa. de la otra, sólo vi partes. tu lectura de ambas es muy interesante :D sin embargo, no puedo dejar de pensar que el que se "salva" en Billy Elliot es el que se atrevió a ser diferente y a llevar a cabo sus deseos. a veces, arriesgarse absolutamente solo requiere más coraje que hacerlo con otros. se me ocurre, nomás :D

muy buen post!

besos

Marcela Calderón dijo...

"Encontrando coincidencias con Gaby a través de la vida"...ja.
De acuerdo con vos, amiga bolche. Me encanta esta visión que le diste a la cosa. Y muy de acuerdo con la "moraleja" final.
:D

Gaby dijo...

Etienne: Billy Elliot es muy linda peli, hay momentos en que te estruja el alma. Y de Full Monty creo que Gus es la representación de muchos hombres, que andan un poco a la deriva, en una época en donde lo masculino es puesto en cuestión.

Y obvio que solos no somos nadie.

Beso!

Gaby dijo...

Bella: ay, si yo pudiera mirar pelis sin ponerme a pensar XD. Soy un problema para mirar películas, suelo analizarlas en el momento.

Adoramos a Julie Walters, que actriz más copada.

Beso!

Gaby dijo...

Laura: primero, mirate completa Full Monty, no podés no haberla visto, my dear. Segundo, si bien comparto lo que decís, de hecho ese es el 'mensaje' de la película, hay un trasfondo de lucha social evidente. Y la lucha social fracasa por traiciones varias. Y entonces, es ahí donde la película me deja un gusto amargo, es como si dijera: no le des importancia a los sindicatos, no le des importancia a la lucha social, vos hacé la tuya solo que triunfás como Billy. No es mi idea de un futuro mejor :(.

Beso!
(Nos conocemos de algún lado XD?)

Gaby dijo...

Mar: oh, las chicas bolcheviques XD. No sé si seré bolchevique, conozco a varios que me dirían "salí de acá, progre", es un ambiente espinoso, vamos a decirlo de alguna manera.

Besos y vos sos la próxima :O!

Maximus dijo...

Viendolo desde tu punto de vista, algo de razón tenés, en cuanto a posturas de las películas. Aunque me parecen que hay otros matices. En Full Monty es más que obvio lo quer mencionás. La vanguardia a veces se caga en las patas, pero ya es tarde, todos están con la semilla de la resistencia. En Billy Elliot no sé si es que se salve uno. No creo que Billy fuera egoísta, sino que a veces , en la lucha, hacemos elecciones y esas elecciones no son buenas ni malas, son sólo elecciones. Pasado el momento de decidir, se da cuenta uno si salieron las cosas o no. De hecho, ellos se apoyan mucho en el sindicato, y cuando este los traiciona, siguen sin pelear, resignados. Tal vez (algo que no se ve) los mineros ya supieran o intuyeran la traición y pensaron que no les pasaría.La prueba de que hubieran logrado mucho unidos es cuando ayudan a Billy. Vuelven a elegir y en vez de ir todos a por más, destinan toda su esperanza en el pibe.
Puedo decir que demasiadas veces he visto personas (especialmente quienes superan los cuarenta) que se resignan y encaran su fuerza a sacrificarse sólo para salvar a uno/s de los jóvenes.
Al margen, el después de las pelis con vos, café por medio, debe estar buenísimo XD

Pancho dijo...

Hola :)
Descubrí su espacio por Bella. Engancha.
No me había planteado ese análisis. Claro que no suelo plantearme demasiadas cosas cuando veo una peli...

No es por romper su bolchevismo, vea. Nada más lejos de mi ánimo que apartarla de eso, pero la última vez que tomaron el cielo por asalto, a los asaltantes les dejaron la boca así... está bien que ahora reinan en otro lado, pero igual, hasta hoy están cayendo.

En un punto dice usted "o todos o ninguno". No es eso, de cierta manera, egoísta también? Y si sólo uno tiene posibilidades de escapar? Es más, y si el esfuerzo de la "comunidad" es para que, como comenta Maximus,justamente no se hundan todos?

Eso invalida el sacrificio? Invalida el triunfo del que sobrevive? Porque Billy se pone los huevos y se enfrenta a todos para hacer lo que quiere (que además es en lo que es bueno, porque boxeando no vamos a ningún lado, con Billy).

Es una situación que, más allá de la película, se ve en muchas familias, en donde muchos se sacrifican para que uno de los hijos pueda estudiar y salir adelante... o directamente escapar de una vida de penurias.

Creo que, en parte, también habla de la falta de egoísmo, ya que lo terminan apoyando, aunque el resto de la familia siga hasta el cogote de mierda. Como un pequeño club frente a un campeonato: todos colaboran para juntar fondos para financiar el viaje, supongamos, pero sólo una pequeña delagación viaja a competir. Si se gana, el que tiene la medalla se llevará la gloria, quizás, pero mientras no olvide cómo y por qué llegó a esa instancia, su victoria no es egoísta ni mezquina, sino que es de todos.

Digo, me parece.